Una imagen vale más que mil gorilas.