Un señor CAFÉ… ¡¡¡Para afrontar la tarde con garantías!!!
Es el segundo… ¿será suficiente?