Estos monitores son los ojos de agentes fronterizos y abarcan mas de 210 millas en Arizona