Rastreo de inmigrantes ilegales en pantallas de vigilancia con visión nocturna. Frontera de Hungría con Serbia. (Bela Szandelszky / AP)