Belirectioner ❤

@_1D_JustinB_

My name elizabeth Thanks to these 6 people i know that dreams can be fulfilled thank you @justinbieber and @onedirection σяιgιиαℓ вєℓιєвєя & Dιяєcтισиєя❤

LEAN HASTA EL FINAL
Capitulo #1


Es horrible la sensación que te inunda cuando te das cuenta de que no tienes nada, no tienes con quien y mucho menos a donde ir... Pero el sentimiento que te abarca cuando todo parece arreglarse es lo mejor del universo, sin duda alguna. Te hace apreciar las cosas o pocas cosas que tienes de una sobremanera.

—Vámonos hermosa— Sus labios capturaron los míos con una dulzura increíble, el simple roce de sus suaves labios me subía a las nubes. Se alejo de mis labios para luego depositar un tierno beso en mi frente.
Tomo mi mano y entrelazo nuestros dedos y mi pulso una vez mas se acelero.
—Espera— dije limpiando mis lágrimas que aun permanecían en mis mejillas. Regrese y tome mi bolsa que momentos antes había dejado caer al piso.
Volví rápidamente con Harry y lo abrace como si hace años que no nos veíamos. Una vez mas tomo mi mano entrelazando nuestros dedos.

Llegamos a casa de Harry, el se bajo y tomo mis maletas.
— ¿Me dejarás quedarme? — pregunte con una enorme sonrisa, me miro y bajo las maletas para caminar hacia mi. Los nervios me carcomían, me sentía tan estúpida.
—Yo no te dejaré sola— acaricio mi mejilla —Mas bien...— sonrió —No te dejaremos sola- con su pulgar desapareció la lagrima que se había escapado.
—Te amo Harry—me até a su cuerpo y escondí mi rostro en su pecho.
—Te amo _________ — susurro en mi oído

Dejo mis maletas en el living y en solo dos segundos ya lo tenía abrazado a mí. 
— ¿Jennifer y Jared? — le pregunte rodeando su cuello con mis brazos. Bajo la mirada.
—Me detestan— solté una carcajada.
—Eso es imposible— pase mi mano por su cabello.
—No, no lo es. Jennifer esta sentida conmigo y Jared la apoya— oculto su rostro en mi cuello donde comenzó a dar pequeños besos.
— ¿Y por qué esta sentida?— algo me decía que yo era la responsable. 
—Le grité— saco su rostro y una vez mas miro hacia abajo —Pero seguro se pondrán muy felices cuando te vean— sonreí y bese fugazmente sus labios. 
—Ven— le dije tirándolo del brazo para caminar hacia la sala.
—No.... — dijo pero ya había entrado y visto la mesa central hecha trisas. Me gire hacia él con los ojos como platos.
—Si me ponía a recogerlo, no hubiera llegado al aeropuerto— subió los hombros.
—Eres un tonto— lo golpe —Te pudiste haber lastimado— rio aunque no le encontraba la gracia. La sala estaba llena de vidrios.
—Hay que levantarlo, los niños se pueden lastimar. — le dije soltándome de su abrazo.
—Hey hey— me tomo de la cintura —Tenemos que limpiar mas aparte de eso— señalo el cadáver de la mesa (don’t even care about the table breaking fdshklfjf okya)—Pero solo tenemos tres horas para nosotros solos y las quiero aprovechar— señoras y señores... Morí.
— ¿Que no es lo único que rompiste? — pregunte sorprendida tratando de controlar mis hormonas ante sus sensuales palabras.
—…Digamos que tal vez será necesario que me mude contigo— por mi encantada.
—Harry Styles— dije negando con la cabeza — ¿Qué hiciste?- sonrió tímido, ya me imaginaba lo que había pasado con su habitación.
— ________ — suspiro acariciando mi brazo de arriba abajo —No me vuelvas a lastimar asi— una horrible punzada en mi pecho y estómago.
—Jamás me lo perdonaré Harry— no se como era posible que siguiera teniendo lagrimas —Eres lo más valioso que tengo y no te quiero perder… nunca— remarque.
—Ya— dijo sosteniendo mi rostro por las mejillas —A partir de ya todo olvidado— posiciono sus labios sobre los míos y se separo lentamente. —Vamos— regreso por mis maletas y subimos las escaleras corriendo.
Llegamos al piso de arriba y me guiaba hacia mi antigua habitación. Entramos y dejo las maletas de golpe en el piso y me rodeo por la espalda con sus brazos a la velocidad de la luz. Me gire sobre mis talones para poder verlo de frente y su celular comenzó a sonar. Cerró los ojos molesto, reí. 
—No le encuentro la gracia eh— rodo los ojos sacando su celular.
—Por eso mismo te digo Am— hundí mi rostro en su cuello y lo mordí suavemente. Sus dientes aprisionaron su labio inferior, me encantaba que hiciera eso. 
El teléfono dejo de sonar y una picara sonrisa apareció en su rostro. Seguí jugando en su cuello, degustando cada una de sus marcas de belleza, mejor conocidas como lunares. Cerró los ojos disfrutando de mis besos y caricias. 


Capitulo #2


Una vez más el celular de Harry comenzó a sonar, esta vez bufo molesto.
—Responde— le dije riendo mientras me daba la vuelta para comenzar a acomodar mis cosas.
—Esto no se queda así ¿estamos? — me señalo
—Claro que no se quedara así— le sonreí y subí una de las maletas a la cama.
— ¿Mande? — Respondió no de muy buena forma — ¿Para qué? — Silencio —Mierda lo olvide— dijo frotando sus ojos —Si, si ya— dijo con fastidio —En cinco minutos estoy ahí— colgó y el aparato regreso a su bolsillo. —Me tengo que ir a la tienda, ¿Vienes conmigo?
—Creo que me quedare a limpiar el desorden de abajo— me acerque a él — ¿Está bien? — asintió con la cabeza.
—Nos vemos más tarde— unió nuestros labios —Te amo— susurro sobre estos y salió corriendo sin siquiera dejarme contestarle.

Termine de acomodar todas mis cosas e incluso tome una ducha y me cambie. 
Baje con pequeños saltos las escaleras, estaba más que feliz. Tome una bolsa y comencé a echar los trozos grandes de cristal con cuidado de que no rompieran la bolsa. En una hora la sala estaba lista.
No sabía a qué hora regresaría Harry, Jennifer y Jared hasta dentro de casi dos horas. Y no tenía nada que hacer. Recordé lo que había dicho Harry sobre su habitación. Muerta de la curiosidad, corrí escaleras arriba.

'Wow' fue lo que salió de mi boca al ver la habitación del corajudo Harry. Era simplemente indescriptible el desastre. Vidrios rotos, cosas tiradas. Se me estrujo el corazón. Si lo hice sufrir y mucho. 
Baje una vez más las escaleras para conseguir una bolsa y comenzar a limpiar semejante desorden. 
La habitación quedo reluciente de nuevo, conecte el reloj -que también estaba tirado en el piso- y ya eran las 12:20. Rápido volví a mi habitación y saque mi celular para llamar a Harry.
—Harry! — No lo dejé hablar — ¿Puedo ir por Jennifer y Jared? — soltó una carcajada.
—Claro que puedes— contesto —Las llaves de mi auto están en la entrada.
—Perfecto oye... ¿Y a qué hora regresaras?
—No tardo, en diez, quince minutos estoy ahí.

El timbre sonó y de pronto una oleada de niños llenaba la explanada del colegio. Era más que difícil lograr encontrar a la pequeña Jennifer. Me ponía en las puntas de los pies para tratar de ver a Jennifer. Me imaginaba a Harry en estas circunstancias con su poca tolerancia seguramente al inicio salía echando humo de aquí.
Hasta que finalmente vi esos inconfundibles rulos.
— ¡Jennifer!— llame y las otras madres de familia voltearon a verme ¿Qué? ¿Todas se llamaban Jennifer? Estúpidas... — ¡Jennifer!— llame una vez mas y logro verme. Una enorme sonrisa se coló en su rostro.
— ¡Volviste! — grito corriendo hacia mí con los brazos abiertos 
— ¡Sí! ¿Me extrañaste? — pregunté abrazándola y rio 
—¡Mucho Mucho!
—Yo también los extrañe mucho— rió de nuevo. —Vamos por tu hermano— aun faltaba Jared.

— ¡Volviste! — al igual que su hermana me dio un efusivo abrazo. —Te extrañamos mucho, no era divertido sin ti— despeine su cabello cariñosamente 
—Pues ya no se aburrirán más.

Llegamos a casa, ambos corrían a mi alrededor preguntándome que a que jugaríamos.
—Primero vamos a comer y luego jugamos— les dije abriendo la puerta.
—Harry querrá que hagamos tarea— espetó Jared y Jennifer lo secundo.
—Pues entonces comeremos, hacen tarea y después jugamos ¿está bien? — aceptaron no muy alegremente.
— ¿Cómo les fue? — Pregunto Harry bajando las escaleras
—Bien— contestaron seriamente a coro y subieron corriendo las escaleras.
—Lo vez— hizo una mueca extraña —Me odian.
—No seas tonto— bese su mejilla y subí detrás de ellos.

— ¿Por qué están enojados con Harry? — les pregunté y ambos se sentaron frente a mí en la cama, ninguno hablo solo miraban hacia abajo. —El esta triste, dice que ustedes están molestos con el ¿es verdad? — Jennifer respondió que si con la cabeza.
—Nos grito muy feo. — una lagrima resbalo por su mejilla 
—Nosotros solo queríamos saber dónde estabas— agregó Jared.
—Ay pequeños— sabía que era mi culpa —Harry los quiere mucho, y le duele demasiado que ustedes no le hablen— ambos se mirar con arrepentimiento. —Si les grito fue porque tal vez no se encontraba bien en ese momento... así que— canturreé —Quiero que bajen y le den una sonrisita a su hermano ¿está claro? — ambos rieron ante mi tono militar al terminar la oración.
—Está claro— dijeron ambos con el mismo tono haciendo un saludo con la mano tal y como los soldados.


Capitulo #3


— ¿Qué les dijiste? — jugaba con el lóbulo de mi oreja. 
—Que te importa Harry— le dije riendo
—Está bien no me digas, sirve que continuamos con lo que dejamos pendiente— bajo a mi cuello, donde comenzó con pequeños besos.
—Harry…— alargue girándome hacia el — Podrían subir en cualquier momento— ambos hacían sus tareas abajo en la sala. Rodo los ojos, me soltó y se giró en la cama dándome la espalda. Reí. — ¡Porqué me das la espalda! — le reclamé.
—Porque podrían subir en cualquier momento— dijo imitando mi voz.
—En primera ¡Yo no hablo así! — dije riendo — Y en segunda... — me hinqué en la cama para después sentarme sobre el poniendo mis piernas a sus costados. Una vez más se giro pero se quedo de frente al techo para poder verme — Si me detengo, es por tus hermanos— puse mis manos sobre su pecho — Claramente no es porque yo no quiera— sonrió pícaramente. —Además tenemos mucho tiempo— ahora yo comencé a besar su cuello — Si quieres podemos faltar a clases mañana— susurré en su oído sensualmente
—Has faltado tres días seguidos, te quitaran el derecho a presentar con una falta más— sus manos se posaron en mi cintura y rápidamente giro haciéndome quedar debajo de él. 
—Valdrá la pena— mordí su labio inferior provocándolo
—No, no te retrasarás— me reto
—Está bien, Está bien— le dije riendo y lo tome de la barbilla atrayéndolo a mis labios. Me besaba con esa forma tan única y especial que hace que todo a nuestro alrededor se desvanezca. Como pude ser tan estúpida al creer que amaba a Aaron. Como fue que llegue al límite de jugar con los sentimientos de alguien más. En fin ya era pasado. Había que vivir el presente. Nuestro presente.
Mis manos subieron hasta su cabello, enrolle mi índice en uno de esos mechones de cabello, sin que el acompasado ritmo de nuestros labios se detuviera. Mientras que sus manos impartían suaves pero a la vez provocativas caricias en mi piel por debajo de mi blusa. Con un rastro de besos fue bajando por mi mejilla hasta mi cuello donde comenzó a succionar de este.
—Me dejarás marca— reí y me estremecí por todas las sensaciones que producía en mi.
— ¿Y? — preguntó y regresó a su accionar —Eres toda mía— sonó tan posesivo, pero a la vez tan tierno que sentí desfallecer.
—Toda. — le confirme e hice mi cabeza hacia atrás dándole a entender que podía hacer conmigo lo que fuera su voluntad.
—Harry ya termi... Ups— que quede claro que yo le advertí que esto podía pasar. Harry se separo de abrupto de mí.
—Jennifer... — dijo pasando con nerviosismo su mano por su cabello.
— ¡Ew!— arrugo la nariz —Se dieron un besito en la boca— con su índice señalo hacia su boca como si se produjera vomito.
—Sí, sí— se puso de pie Harry —Ew— la imito —Espero y pienses hasta los 40 de esa forma acerca de los besos— Celoso. —Vamos a ver tu tarea— ambos salieron de la habitación y yo simplemente no podía dejar de reír.


Tomo mi mano y entrelazo nuestros dedos cuando bajamos del auto. Me gustaba mucho la idea. Ahora era más que claro que estábamos juntos. 
—Hay pero que linda pareja— esa oración desbordaba sarcasmo. 
—Gracias Casy— conteste igual y sentí como Harry apretaba mi mano para que solo la ignorara. Me di la media vuelta y fulmine a Harry con la mirada.
—Solo ignórala preciosa— paso su brazo por mis hombros y me atrajo hacia el y beso mi mejilla.

*

—Hay pero que linda pareja— no reconocí la voz pero al ver como el rostro de ________ se transformaba, supe que era Casy.
—Gracias Casy— contesto con furia disfrazada de cortesía. Valla que se detestaban. Apreté un poco su mano, se volteo y seguimos caminando, claro sin escaparme de la fulminante mirada de ella.
—Solo ignórala preciosa— la abrase por los hombros. Y la acerque a mí para besar su mejilla. Logre robarle una ligera sonrisa.

—La bella y la bestia, patético ¿no creen? — fue el imbécil de Aaron quien alardeo con aire de grandeza solo porque sus 'amigos' estaban ahí. 

Solté a ________ y me di la media vuelta para caminar hacia él, decidido a hacerlo añicos.
—Tú no aprendes cierto— lo tome del cuello de la camisa y lo estrelle contra el casillero en el cual estaba recargado. —No se metan— amenace a los dos sujetos que se acercaron rápidamente para alejarme de su supuestamente amigo. —O les irá peor— una vez más estrelle a Aaron contra el casillero, todas las miradas estaban sobre nosotros, cosa que no me importo. 
—Tiene que ser broma _________... De verdad sales con este— carcajeo. Ella lo miraba molesta, mas no emitía palabra alguna —Que bajo caíste. — prepare mi derecha para romperle la mandíbula
— ¿Qué está pasando aquí? — un profesor salvo a Aaron —Basta ya chicos, ahora a clases... Afuera arreglan sus problemas. — claro que lo haremos. Aaron Harper te las estoy acumulando. Lo solté empujándolo una vez más. Y regrese hacia donde estaba ________... Si donde estaba anteriormente, se había ido. 

— ¿Estas enojada? — puse mis manos en su cintura mientras seguía sacando libros de su casillero.
—Si— cerro de un golpe el casillero —Mucho— ¿Estaba defendiendo a Aaron?
— ¿Por qué? — Pregunté tenso
—Porque tu casi mueles a golpes a Aaron y a mí no me dejas decirle a Casy lo que se merece— me relaje un poco y reí —Solo le arranco las extensiones y ya ¿Si?- depositó un beso en mi cuello.

—No y no se habla más del tema— levanto una de sus delgadas cejas y se cruzo de brazos —No eres mi padre ¿sabías? — camino hacia el salón dejándome atrás. Negué y claramente fui tras de ella.


—Solo reviso unas cosas y nos vamos— le explique y bajamos del auto. Tenía que revisar las entregas y el corte de la tienda de discos. 
Al miraba su celular, Jack jugaba con un par de plumas simulando que tocaba una batería y Mike acomodaba unas cosas en el mostrador.
—Hey— dijo Al entusiasta al verme —Hey— su tono decayó por completo cuando vio a ________ tras de mí. —Volvió— rodo los ojos, Jack dejo su batería invisible y dirijo su mirada hacia _________ al igual que Mike.
—Gracias al cielo volviste, mira que Harry estaba de un humor ¡Insoportable! — ambos corrieron a abrazarla. 
—Con decirte que casi nos corre a todos— resoplo Mike
—Lo consideraré si no se callan— ya habían hablado demasiado. _________ solo reía.
— ¿Y para que has vuelto? Sin duda todo era mejor antes de que te aparecieras por acá, eres patética princesita no sé cómo te atreves a dar la cara después de lo que hiciste— __________ abrió los ojos a tope. En qué demonios le afectaba ________ a Al además ella no tenía ni la menor idea de lo sucedido.
—Basta Alison— le dije de mala gana —No quiero tener que quitarte tu empleo— sutilmente le dije 'Deja de joder a _________ o te despido'.
— ¿Entonces prefieres a tu noviecita la “Barbie operada’’ que a tu vieja amiga?— Mike y Jack miraban sorprendidos y __________ refugiaba en su mirada enojo mesclado con tristeza. Lo sorprendente es que no decía nada. —Está bien— dijo ante mi firmeza con su pregunta —Pero cuando esta te engañe, te bote o tal vez ambas, no cuentes conmigo para nada— se quito el gafete. Los ojos de __________ estaban inundados en lagrimas de coraje y su labio estaba a punto de explotar de tanto que lo mordía tratando de contener su enojo.

*

—Eres una basura y no te mereces a Harry— dicho esto salió de la tienda ¿Qué rayos le había hecho para que me catalogara de esa forma? ¿Harry le habría contado todo? Cerré los ojos y respiré profundamente. Harry se acerco a mí pero me hice a un lado. Me di la media vuelta y salí de la tienda.
—Espera— me detuve ante el llamado de Harry.
—Haz lo que tengas que hacer, iré a casa— bese su mejilla y levante mi mano para detener un taxi.
—Yo te llevo.
—No— forcé una sonrisa, tratando de demostrarle que estaba bien —No te preocupes— subí al taxi y le indique la dirección.

*

—No entiendo porque la odia tanto— dije mientras seguía haciendo cuentas.
—Por favor Harry estas ciego o no lo quieres ver— dijo Mike dando vueltas en la silla giratoria.
— ¿Que es tan obvio?— pregunté sin entender
—Al esta más que enamorada de ti— escupió Jack sin rodeos
Capitulo #4


— ¿Qué haces aun aquí? — le pregunte a Dan quien veía la televisión con Jennifer y Jared en la sala — ¿Y _________ no llego? 
—Sí, si llego— me contesto —Pero se veía algo...
—Triste— completo Jennifer corriendo hacia mi y me abrazo —Tenia lagrimas en su carita— dijo al igual triste y preocupada. 
—Dan dijo que tal vez necesitaba estar sola— agrego Jared
—Sí, eso era lo mejor. Dan gracias— le dije y este asintió con la cabeza —Y ustedes espérenme aquí o vayan a sus habitaciones— ambos subieron corriendo y yo subí tras ellos.

— __________ — golpee suavemente dos veces la puerta — ¿Me abres?- dije ya que intenté entrar pero tenía seguro. Escuche el delicado crujir de la madera del piso. Se había cambiado, el vestido celeste había sido remplazado por un desgastado short de mezclilla y una simple playera. No había nada que me gustara más que verla asi de sencilla. Su cabello estaba atado en una coleta alta, su flequillo cubría sus ojos, además de que miraba hacia abajo. Cruce el umbral y cerré la puerta y me recargue en esta con los brazos atrás. No sabía que decir. Mi fuerte nunca había sido el consolar a las personas.
Sorbió por la nariz y limpio sus lágrimas con brusquedad. Camino hacia mí y me abrazo fuertemente.
—Tengo miedo de perderte— soltó las palabras entrecortadamente —Tengo miedo de que me dejes— sentí que me abrazaba con más fuerza.
—No lo tengas… — dije y pase mis manos por arriba de sus hombros abrazándola también —Ya te lo dije yo no te dejaré sola— deposite un beso en su cabello y su llanto simplemente no se detenía. —Ven— la guie a la cama y la hizo sentarse —Tranquilízate y quiero que dejes de llorar— se recostó haciéndose a un lado para que yo también lo hiciera. — ¿Sabes de qué tengo miedo yo? —dije después de unos momentos de permanecer en silencio, saco su rostro de su cuello y me miro con atención a los ojos. —Tengo miedo de que tu tengas miedo por qué crees que me perderás... — sonaba como un trabalenguas pero sé que me entendería —Eso me dice que no confías en lo que siento por ti— sus lagrimas salieron una vez más. Era sorprendente ver a la verdadera _________ Smith. No ver a la prepotente, engreída, confiada y más segura de sí misma que el mismísimo presidente. Era la frágil, sencilla y temerosa. 
—Claro que si te creo— me dio un suave beso en los labios 
— ¿Entonces? — Reí — ¿Donde quedo la _______ segura de sí misma? — me perdí en su mirada
—La desapareciste— una vez más oculto su rostro en mi cuello. Subí mi mano y comencé a acariciar su cabello, su respiración rozaba mi piel y su brazo se aseguraba de que nuestras anatomías permanecieran juntas. —Te amo Harry— susurro antes de quedarse profundamente dormida.

*

Por más coraje que me diera, ella tenía razón. Yo no lo merecía. Era el hombre más dulce encubierto del más rudo por temor a que lo lastimaran ¡Y yo lo había hecho! Yo lo había lastimado y tal vez Harry ya me lo había perdonado... Pero yo a mi misma no. 
Seguí observando su perfecto rostro, su respiración era tranquila y emanaba tranquilidad. Podía permanecer horas mirándolo dormir.

Views 53

928 days ago

LEAN HASTA EL FINAL
Capitulo #1


Es horrible la sensación que te inunda cuando te das cuenta de que no tienes nada, no tienes con quien y mucho menos a donde ir... Pero el sentimiento que te abarca cuando todo parece arreglarse es lo mejor del universo, sin duda alguna. Te hace apreciar las cosas o pocas cosas que tienes de una sobremanera.

—Vámonos hermosa— Sus labios capturaron los míos con una dulzura increíble, el simple roce de sus suaves labios me subía a las nubes. Se alejo de mis labios para luego depositar un tierno beso en mi frente.
Tomo mi mano y entrelazo nuestros dedos y mi pulso una vez mas se acelero.
—Espera— dije limpiando mis lágrimas que aun permanecían en mis mejillas. Regrese y tome mi bolsa que momentos antes había dejado caer al piso.
Volví rápidamente con Harry y lo abrace como si hace años que no nos veíamos. Una vez mas tomo mi mano entrelazando nuestros dedos.

Llegamos a casa de Harry, el se bajo y tomo mis maletas.
— ¿Me dejarás quedarme? — pregunte con una enorme sonrisa, me miro y bajo las maletas para caminar hacia mi. Los nervios me carcomían, me sentía tan estúpida.
—Yo no te dejaré sola— acaricio mi mejilla —Mas bien...— sonrió —No te dejaremos sola- con su pulgar desapareció la lagrima que se había escapado.
—Te amo Harry—me até a su cuerpo y escondí mi rostro en su pecho.
—Te amo _________ — susurro en mi oído

Dejo mis maletas en el living y en solo dos segundos ya lo tenía abrazado a mí.
— ¿Jennifer y Jared? — le pregunte rodeando su cuello con mis brazos. Bajo la mirada.
—Me detestan— solté una carcajada.
—Eso es imposible— pase mi mano por su cabello.
—No, no lo es. Jennifer esta sentida conmigo y Jared la apoya— oculto su rostro en mi cuello donde comenzó a dar pequeños besos.
— ¿Y por qué esta sentida?— algo me decía que yo era la responsable.
—Le grité— saco su rostro y una vez mas miro hacia abajo —Pero seguro se pondrán muy felices cuando te vean— sonreí y bese fugazmente sus labios.
—Ven— le dije tirándolo del brazo para caminar hacia la sala.
—No.... — dijo pero ya había entrado y visto la mesa central hecha trisas. Me gire hacia él con los ojos como platos.
—Si me ponía a recogerlo, no hubiera llegado al aeropuerto— subió los hombros.
—Eres un tonto— lo golpe —Te pudiste haber lastimado— rio aunque no le encontraba la gracia. La sala estaba llena de vidrios.
—Hay que levantarlo, los niños se pueden lastimar. — le dije soltándome de su abrazo.
—Hey hey— me tomo de la cintura —Tenemos que limpiar mas aparte de eso— señalo el cadáver de la mesa (don’t even care about the table breaking fdshklfjf okya)—Pero solo tenemos tres horas para nosotros solos y las quiero aprovechar— señoras y señores... Morí.
— ¿Que no es lo único que rompiste? — pregunte sorprendida tratando de controlar mis hormonas ante sus sensuales palabras.
—…Digamos que tal vez será necesario que me mude contigo— por mi encantada.
—Harry Styles— dije negando con la cabeza — ¿Qué hiciste?- sonrió tímido, ya me imaginaba lo que había pasado con su habitación.
— ________ — suspiro acariciando mi brazo de arriba abajo —No me vuelvas a lastimar asi— una horrible punzada en mi pecho y estómago.
—Jamás me lo perdonaré Harry— no se como era posible que siguiera teniendo lagrimas —Eres lo más valioso que tengo y no te quiero perder… nunca— remarque.
—Ya— dijo sosteniendo mi rostro por las mejillas —A partir de ya todo olvidado— posiciono sus labios sobre los míos y se separo lentamente. —Vamos— regreso por mis maletas y subimos las escaleras corriendo.
Llegamos al piso de arriba y me guiaba hacia mi antigua habitación. Entramos y dejo las maletas de golpe en el piso y me rodeo por la espalda con sus brazos a la velocidad de la luz. Me gire sobre mis talones para poder verlo de frente y su celular comenzó a sonar. Cerró los ojos molesto, reí.
—No le encuentro la gracia eh— rodo los ojos sacando su celular.
—Por eso mismo te digo Am— hundí mi rostro en su cuello y lo mordí suavemente. Sus dientes aprisionaron su labio inferior, me encantaba que hiciera eso.
El teléfono dejo de sonar y una picara sonrisa apareció en su rostro. Seguí jugando en su cuello, degustando cada una de sus marcas de belleza, mejor conocidas como lunares. Cerró los ojos disfrutando de mis besos y caricias.


Capitulo #2


Una vez más el celular de Harry comenzó a sonar, esta vez bufo molesto.
—Responde— le dije riendo mientras me daba la vuelta para comenzar a acomodar mis cosas.
—Esto no se queda así ¿estamos? — me señalo
—Claro que no se quedara así— le sonreí y subí una de las maletas a la cama.
— ¿Mande? — Respondió no de muy buena forma — ¿Para qué? — Silencio —Mierda lo olvide— dijo frotando sus ojos —Si, si ya— dijo con fastidio —En cinco minutos estoy ahí— colgó y el aparato regreso a su bolsillo. —Me tengo que ir a la tienda, ¿Vienes conmigo?
—Creo que me quedare a limpiar el desorden de abajo— me acerque a él — ¿Está bien? — asintió con la cabeza.
—Nos vemos más tarde— unió nuestros labios —Te amo— susurro sobre estos y salió corriendo sin siquiera dejarme contestarle.

Termine de acomodar todas mis cosas e incluso tome una ducha y me cambie.
Baje con pequeños saltos las escaleras, estaba más que feliz. Tome una bolsa y comencé a echar los trozos grandes de cristal con cuidado de que no rompieran la bolsa. En una hora la sala estaba lista.
No sabía a qué hora regresaría Harry, Jennifer y Jared hasta dentro de casi dos horas. Y no tenía nada que hacer. Recordé lo que había dicho Harry sobre su habitación. Muerta de la curiosidad, corrí escaleras arriba.

'Wow' fue lo que salió de mi boca al ver la habitación del corajudo Harry. Era simplemente indescriptible el desastre. Vidrios rotos, cosas tiradas. Se me estrujo el corazón. Si lo hice sufrir y mucho.
Baje una vez más las escaleras para conseguir una bolsa y comenzar a limpiar semejante desorden.
La habitación quedo reluciente de nuevo, conecte el reloj -que también estaba tirado en el piso- y ya eran las 12:20. Rápido volví a mi habitación y saque mi celular para llamar a Harry.
—Harry! — No lo dejé hablar — ¿Puedo ir por Jennifer y Jared? — soltó una carcajada.
—Claro que puedes— contesto —Las llaves de mi auto están en la entrada.
—Perfecto oye... ¿Y a qué hora regresaras?
—No tardo, en diez, quince minutos estoy ahí.

El timbre sonó y de pronto una oleada de niños llenaba la explanada del colegio. Era más que difícil lograr encontrar a la pequeña Jennifer. Me ponía en las puntas de los pies para tratar de ver a Jennifer. Me imaginaba a Harry en estas circunstancias con su poca tolerancia seguramente al inicio salía echando humo de aquí.
Hasta que finalmente vi esos inconfundibles rulos.
— ¡Jennifer!— llame y las otras madres de familia voltearon a verme ¿Qué? ¿Todas se llamaban Jennifer? Estúpidas... — ¡Jennifer!— llame una vez mas y logro verme. Una enorme sonrisa se coló en su rostro.
— ¡Volviste! — grito corriendo hacia mí con los brazos abiertos
— ¡Sí! ¿Me extrañaste? — pregunté abrazándola y rio
—¡Mucho Mucho!
—Yo también los extrañe mucho— rió de nuevo. —Vamos por tu hermano— aun faltaba Jared.

— ¡Volviste! — al igual que su hermana me dio un efusivo abrazo. —Te extrañamos mucho, no era divertido sin ti— despeine su cabello cariñosamente
—Pues ya no se aburrirán más.

Llegamos a casa, ambos corrían a mi alrededor preguntándome que a que jugaríamos.
—Primero vamos a comer y luego jugamos— les dije abriendo la puerta.
—Harry querrá que hagamos tarea— espetó Jared y Jennifer lo secundo.
—Pues entonces comeremos, hacen tarea y después jugamos ¿está bien? — aceptaron no muy alegremente.
— ¿Cómo les fue? — Pregunto Harry bajando las escaleras
—Bien— contestaron seriamente a coro y subieron corriendo las escaleras.
—Lo vez— hizo una mueca extraña —Me odian.
—No seas tonto— bese su mejilla y subí detrás de ellos.

— ¿Por qué están enojados con Harry? — les pregunté y ambos se sentaron frente a mí en la cama, ninguno hablo solo miraban hacia abajo. —El esta triste, dice que ustedes están molestos con el ¿es verdad? — Jennifer respondió que si con la cabeza.
—Nos grito muy feo. — una lagrima resbalo por su mejilla
—Nosotros solo queríamos saber dónde estabas— agregó Jared.
—Ay pequeños— sabía que era mi culpa —Harry los quiere mucho, y le duele demasiado que ustedes no le hablen— ambos se mirar con arrepentimiento. —Si les grito fue porque tal vez no se encontraba bien en ese momento... así que— canturreé —Quiero que bajen y le den una sonrisita a su hermano ¿está claro? — ambos rieron ante mi tono militar al terminar la oración.
—Está claro— dijeron ambos con el mismo tono haciendo un saludo con la mano tal y como los soldados.


Capitulo #3


— ¿Qué les dijiste? — jugaba con el lóbulo de mi oreja.
—Que te importa Harry— le dije riendo
—Está bien no me digas, sirve que continuamos con lo que dejamos pendiente— bajo a mi cuello, donde comenzó con pequeños besos.
—Harry…— alargue girándome hacia el — Podrían subir en cualquier momento— ambos hacían sus tareas abajo en la sala. Rodo los ojos, me soltó y se giró en la cama dándome la espalda. Reí. — ¡Porqué me das la espalda! — le reclamé.
—Porque podrían subir en cualquier momento— dijo imitando mi voz.
—En primera ¡Yo no hablo así! — dije riendo — Y en segunda... — me hinqué en la cama para después sentarme sobre el poniendo mis piernas a sus costados. Una vez más se giro pero se quedo de frente al techo para poder verme — Si me detengo, es por tus hermanos— puse mis manos sobre su pecho — Claramente no es porque yo no quiera— sonrió pícaramente. —Además tenemos mucho tiempo— ahora yo comencé a besar su cuello — Si quieres podemos faltar a clases mañana— susurré en su oído sensualmente
—Has faltado tres días seguidos, te quitaran el derecho a presentar con una falta más— sus manos se posaron en mi cintura y rápidamente giro haciéndome quedar debajo de él.
—Valdrá la pena— mordí su labio inferior provocándolo
—No, no te retrasarás— me reto
—Está bien, Está bien— le dije riendo y lo tome de la barbilla atrayéndolo a mis labios. Me besaba con esa forma tan única y especial que hace que todo a nuestro alrededor se desvanezca. Como pude ser tan estúpida al creer que amaba a Aaron. Como fue que llegue al límite de jugar con los sentimientos de alguien más. En fin ya era pasado. Había que vivir el presente. Nuestro presente.
Mis manos subieron hasta su cabello, enrolle mi índice en uno de esos mechones de cabello, sin que el acompasado ritmo de nuestros labios se detuviera. Mientras que sus manos impartían suaves pero a la vez provocativas caricias en mi piel por debajo de mi blusa. Con un rastro de besos fue bajando por mi mejilla hasta mi cuello donde comenzó a succionar de este.
—Me dejarás marca— reí y me estremecí por todas las sensaciones que producía en mi.
— ¿Y? — preguntó y regresó a su accionar —Eres toda mía— sonó tan posesivo, pero a la vez tan tierno que sentí desfallecer.
—Toda. — le confirme e hice mi cabeza hacia atrás dándole a entender que podía hacer conmigo lo que fuera su voluntad.
—Harry ya termi... Ups— que quede claro que yo le advertí que esto podía pasar. Harry se separo de abrupto de mí.
—Jennifer... — dijo pasando con nerviosismo su mano por su cabello.
— ¡Ew!— arrugo la nariz —Se dieron un besito en la boca— con su índice señalo hacia su boca como si se produjera vomito.
—Sí, sí— se puso de pie Harry —Ew— la imito —Espero y pienses hasta los 40 de esa forma acerca de los besos— Celoso. —Vamos a ver tu tarea— ambos salieron de la habitación y yo simplemente no podía dejar de reír.


Tomo mi mano y entrelazo nuestros dedos cuando bajamos del auto. Me gustaba mucho la idea. Ahora era más que claro que estábamos juntos.
—Hay pero que linda pareja— esa oración desbordaba sarcasmo.
—Gracias Casy— conteste igual y sentí como Harry apretaba mi mano para que solo la ignorara. Me di la media vuelta y fulmine a Harry con la mirada.
—Solo ignórala preciosa— paso su brazo por mis hombros y me atrajo hacia el y beso mi mejilla.

*

—Hay pero que linda pareja— no reconocí la voz pero al ver como el rostro de ________ se transformaba, supe que era Casy.
—Gracias Casy— contesto con furia disfrazada de cortesía. Valla que se detestaban. Apreté un poco su mano, se volteo y seguimos caminando, claro sin escaparme de la fulminante mirada de ella.
—Solo ignórala preciosa— la abrase por los hombros. Y la acerque a mí para besar su mejilla. Logre robarle una ligera sonrisa.

—La bella y la bestia, patético ¿no creen? — fue el imbécil de Aaron quien alardeo con aire de grandeza solo porque sus 'amigos' estaban ahí.

Solté a ________ y me di la media vuelta para caminar hacia él, decidido a hacerlo añicos.
—Tú no aprendes cierto— lo tome del cuello de la camisa y lo estrelle contra el casillero en el cual estaba recargado. —No se metan— amenace a los dos sujetos que se acercaron rápidamente para alejarme de su supuestamente amigo. —O les irá peor— una vez más estrelle a Aaron contra el casillero, todas las miradas estaban sobre nosotros, cosa que no me importo.
—Tiene que ser broma _________... De verdad sales con este— carcajeo. Ella lo miraba molesta, mas no emitía palabra alguna —Que bajo caíste. — prepare mi derecha para romperle la mandíbula
— ¿Qué está pasando aquí? — un profesor salvo a Aaron —Basta ya chicos, ahora a clases... Afuera arreglan sus problemas. — claro que lo haremos. Aaron Harper te las estoy acumulando. Lo solté empujándolo una vez más. Y regrese hacia donde estaba ________... Si donde estaba anteriormente, se había ido.

— ¿Estas enojada? — puse mis manos en su cintura mientras seguía sacando libros de su casillero.
—Si— cerro de un golpe el casillero —Mucho— ¿Estaba defendiendo a Aaron?
— ¿Por qué? — Pregunté tenso
—Porque tu casi mueles a golpes a Aaron y a mí no me dejas decirle a Casy lo que se merece— me relaje un poco y reí —Solo le arranco las extensiones y ya ¿Si?- depositó un beso en mi cuello.

—No y no se habla más del tema— levanto una de sus delgadas cejas y se cruzo de brazos —No eres mi padre ¿sabías? — camino hacia el salón dejándome atrás. Negué y claramente fui tras de ella.


—Solo reviso unas cosas y nos vamos— le explique y bajamos del auto. Tenía que revisar las entregas y el corte de la tienda de discos.
Al miraba su celular, Jack jugaba con un par de plumas simulando que tocaba una batería y Mike acomodaba unas cosas en el mostrador.
—Hey— dijo Al entusiasta al verme —Hey— su tono decayó por completo cuando vio a ________ tras de mí. —Volvió— rodo los ojos, Jack dejo su batería invisible y dirijo su mirada hacia _________ al igual que Mike.
—Gracias al cielo volviste, mira que Harry estaba de un humor ¡Insoportable! — ambos corrieron a abrazarla.
—Con decirte que casi nos corre a todos— resoplo Mike
—Lo consideraré si no se callan— ya habían hablado demasiado. _________ solo reía.
— ¿Y para que has vuelto? Sin duda todo era mejor antes de que te aparecieras por acá, eres patética princesita no sé cómo te atreves a dar la cara después de lo que hiciste— __________ abrió los ojos a tope. En qué demonios le afectaba ________ a Al además ella no tenía ni la menor idea de lo sucedido.
—Basta Alison— le dije de mala gana —No quiero tener que quitarte tu empleo— sutilmente le dije 'Deja de joder a _________ o te despido'.
— ¿Entonces prefieres a tu noviecita la “Barbie operada’’ que a tu vieja amiga?— Mike y Jack miraban sorprendidos y __________ refugiaba en su mirada enojo mesclado con tristeza. Lo sorprendente es que no decía nada. —Está bien— dijo ante mi firmeza con su pregunta —Pero cuando esta te engañe, te bote o tal vez ambas, no cuentes conmigo para nada— se quito el gafete. Los ojos de __________ estaban inundados en lagrimas de coraje y su labio estaba a punto de explotar de tanto que lo mordía tratando de contener su enojo.

*

—Eres una basura y no te mereces a Harry— dicho esto salió de la tienda ¿Qué rayos le había hecho para que me catalogara de esa forma? ¿Harry le habría contado todo? Cerré los ojos y respiré profundamente. Harry se acerco a mí pero me hice a un lado. Me di la media vuelta y salí de la tienda.
—Espera— me detuve ante el llamado de Harry.
—Haz lo que tengas que hacer, iré a casa— bese su mejilla y levante mi mano para detener un taxi.
—Yo te llevo.
—No— forcé una sonrisa, tratando de demostrarle que estaba bien —No te preocupes— subí al taxi y le indique la dirección.

*

—No entiendo porque la odia tanto— dije mientras seguía haciendo cuentas.
—Por favor Harry estas ciego o no lo quieres ver— dijo Mike dando vueltas en la silla giratoria.
— ¿Que es tan obvio?— pregunté sin entender
—Al esta más que enamorada de ti— escupió Jack sin rodeos
Capitulo #4


— ¿Qué haces aun aquí? — le pregunte a Dan quien veía la televisión con Jennifer y Jared en la sala — ¿Y _________ no llego?
—Sí, si llego— me contesto —Pero se veía algo...
—Triste— completo Jennifer corriendo hacia mi y me abrazo —Tenia lagrimas en su carita— dijo al igual triste y preocupada.
—Dan dijo que tal vez necesitaba estar sola— agrego Jared
—Sí, eso era lo mejor. Dan gracias— le dije y este asintió con la cabeza —Y ustedes espérenme aquí o vayan a sus habitaciones— ambos subieron corriendo y yo subí tras ellos.

— __________ — golpee suavemente dos veces la puerta — ¿Me abres?- dije ya que intenté entrar pero tenía seguro. Escuche el delicado crujir de la madera del piso. Se había cambiado, el vestido celeste había sido remplazado por un desgastado short de mezclilla y una simple playera. No había nada que me gustara más que verla asi de sencilla. Su cabello estaba atado en una coleta alta, su flequillo cubría sus ojos, además de que miraba hacia abajo. Cruce el umbral y cerré la puerta y me recargue en esta con los brazos atrás. No sabía que decir. Mi fuerte nunca había sido el consolar a las personas.
Sorbió por la nariz y limpio sus lágrimas con brusquedad. Camino hacia mí y me abrazo fuertemente.
—Tengo miedo de perderte— soltó las palabras entrecortadamente —Tengo miedo de que me dejes— sentí que me abrazaba con más fuerza.
—No lo tengas… — dije y pase mis manos por arriba de sus hombros abrazándola también —Ya te lo dije yo no te dejaré sola— deposite un beso en su cabello y su llanto simplemente no se detenía. —Ven— la guie a la cama y la hizo sentarse —Tranquilízate y quiero que dejes de llorar— se recostó haciéndose a un lado para que yo también lo hiciera. — ¿Sabes de qué tengo miedo yo? —dije después de unos momentos de permanecer en silencio, saco su rostro de su cuello y me miro con atención a los ojos. —Tengo miedo de que tu tengas miedo por qué crees que me perderás... — sonaba como un trabalenguas pero sé que me entendería —Eso me dice que no confías en lo que siento por ti— sus lagrimas salieron una vez más. Era sorprendente ver a la verdadera _________ Smith. No ver a la prepotente, engreída, confiada y más segura de sí misma que el mismísimo presidente. Era la frágil, sencilla y temerosa.
—Claro que si te creo— me dio un suave beso en los labios
— ¿Entonces? — Reí — ¿Donde quedo la _______ segura de sí misma? — me perdí en su mirada
—La desapareciste— una vez más oculto su rostro en mi cuello. Subí mi mano y comencé a acariciar su cabello, su respiración rozaba mi piel y su brazo se aseguraba de que nuestras anatomías permanecieran juntas. —Te amo Harry— susurro antes de quedarse profundamente dormida.

*

Por más coraje que me diera, ella tenía razón. Yo no lo merecía. Era el hombre más dulce encubierto del más rudo por temor a que lo lastimaran ¡Y yo lo había hecho! Yo lo había lastimado y tal vez Harry ya me lo había perdonado... Pero yo a mi misma no.
Seguí observando su perfecto rostro, su respiración era tranquila y emanaba tranquilidad. Podía permanecer horas mirándolo dormir.

0 Comments

Realtime comments disabled