"El señorío es ganar y no un curso de protocolo inglés"