Cuando tomas carretera y la vista es desértica, un buen libro es la mejor opción aún cuando ya se ha leído