El Ultrazord, en un momento de alta nostalgia y caída de carneses