Pétalos de sakura arrastrados por la corriente del río, así como el tiempo nos arrastra a nosotros.