RT Fotografía del 2006. Quien apoya un "espectáculo" como las corridas de toros, deja mucho qué desear.