Una imagen de la tormenta de anoche (4/04/2012)