Bomba de humo en Santiago, casi al empezar