La gente va llegando al baile. Faltan minutos para el clásico Racing-Talleres, en el Kempes.