Uh, que eres tan haragán que entrenaste a tu gato para que apagara la luz por ti.