El Papa Benedicto XVI dejó nuestro #México pidiendo paz.

Ante unas 600.000 personas, #BenedictoXVI se despidió de #Guanajuato con un mensaje de esperanza, en un país con miles de muertos por la lucha contra el narcotráfico. “Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta”, dijo.