Abrimo la carnicera. Nunca el diccionario.