El escenario verde comienza a llenarse mientras bailan al ritmo de Lost Acapulco