Tres leyendas, oigan.