Le dí una pimpeada al Apple TV. Quedó al centavo