Para los que nunca hayáis buscado cosas debajo de las piedras... un nido de caracol.