En esta casa creemos en Gokú ...