Señora, no tiene edad ni cuerpo para la tanga!