Tranquilo hijo... El camino de la vida es largo, pero siempre voy a estar a tú lado...