Donde quiera se cuecen habas, la versión del Himno de los EU de Steven Tyler un verdadero asco