Lucero✝

@SkiesWillBeBlue

@justinbieber . Never Say Never. Justin Followed me 21/01/12. Justin Bieber is my Everythin I love him Forever #WeWillAlwaysSupportYouJustin

Rotate photo View full size
Hola, tengo 17 años y tuve sexo con mi hermana y mi profe de inglés al mismo tiempo. Resulta que mi hermana de 22 años y yo vamos a la misma escuela de ingles, después del colegio. Yo en prepa y ella en la uni, pero a la misma academia de lenguas. Resulta que mi hermana es un poco acelerada, digamos liberal, en el aspecto sexual y no le molesta tener un poco de sexo a cambio de manipular las situaciones. Pues pasó que yo no iba muy bien en el inglés y estaba por reprobar el grado. Pero mis padres son muy exigentes y meten mucha presión para pasar siempre con buenas calificaciones y upss, ese semestre estaba frita. Sabía que tenía mucho que perder porque el verano tenía prometido un campamento sensacional si brincaba mis cursos. Pero el de inglés estaba por echarme todo a perder. Así ue mi hermana me dijo que no fuera tonta y que le ofreciera mi cuerpecito al profe, que de por sí era bastante depravado. Y valla que lo sabría ella, ya que había aprobado sus cursos con el sudor de su vagina. Me resistí mucho con la esperanza de pasar el último examen y nivelar el promedio. Pero se llegó el día y, aunque aprobé, no fué con la calificación sificiente para conseguir un promedio aprobatorio. En fin, estaba reprobada. Llegó a ser tanto mi miedo a mis padres como el deseo del campamento que terminé escuchando a mi hermana y le dije que aceptaría perder mi virginidad con mi profesor. Afortunadamente es un tipo, muy guapo pero joven y limpio, así que no me dapa tanta repugnancia y, al fin y al cabo algún día tenía que perder la castidad. El problema era que, contrario a mi hermana mayor, yo era bastante tímida y no sabía siquiera cómo insinuar al profe que le ofrecía un trueque: mi pase a cambio de un rato de placer con un chochito sin estrenar. Pero por supuesto mi hermana se rió a carcajadas y me dijo que lo dejara en sus manos. No pasó ni media semana, y justo dos días antes de entregar los reportes de calificaciones, mi hermana me dijo que estaba todo arreglado para el día siguiente.
Así entonces avisamosa mis papás que iríamos al cine mi hermana y yo. Pero en realidad nos fuimos al departamento del profe. Yo estaba muy tensa y muy miedosa, me pasé la noche casi en vela llorando de miedo por lo que iba a pasar. En fin que tocamos a su puerta y nos recibió el profe como nunca de tan amable y simpático. Gracias a eso me relajéun poco y pasamos a la sala a platicar y nos ofreció unas bebidas deliciosamente dulces y suaves (e igualmente engañosas porque me comenzó a dar risa de todo) y no me pecaté de lo cerca que estabamos los tres, prácticamente sentados uno junto al otro. El profesor comenzó entonces a cariciarme las piernas y acariciar mi cara con su nariz, yo sentía su aliento en mi cuello, pero me volví a sentir tan nerviosa que me paré del sillón de un brinco. Mi hermana y el profe se rieron un poco, pero me dejaron y comenzaron a besarse entre ellos. Era evidente que ellos ya se conocían bien. Tan rico se cachondeaban, acariciando él -digamos los nombres: Justin, Valeria y yo _____(tn)- los senos de Valeria mientras ella con sorprendente -para mí- habilidad, sacaba la pinga de Justin del pantalón y la comenzaba a masturbar, que sin querer queriendo mi vagina se hizo un mar de jugos. Bastó un minuto para que la escena me atrapara en su pasión y sin pderlo evitar comencé a frotar mi vagina por debado de mi minifalda, percatándome que mi panty estaba toda empapada; mientas mis pezones se ponían como piedras.Justin y Valeria continuaban cada ve más prendidos, quitándose la ropa uno al otro. Y yo fascinada y sin darme cuenta ya me había desvestido también y estaba solo con el sujetador a la altura del estómago y las pantis a la altura de las rodillas. En eso Valeria me dice: ven corazón, para que no te asustes tanto comencemos en familia, y me hizo agacharme y meter mi cabeza entre la suya para lamer su vulva. Al principio sentí un sabor no grato, pero los gemidos de placer que soltaba me exitaron tanto que hasta me comenzó a gustar el sabor de mi propia hermana y disfrutar las delicias de sus jugos y las intrincadas superficies de su sexo. Me encantaba cómo Valeria daba grititos de placer cuando hacía rollito mi lengua y la ensartaba lo más que podía en su humedísima cavidad. Dado que yo era inexperta, Valeria tomó mis manos y las llevó a sus senos, más desarrollados que los míos, haciéndo que los acariciara y me dijo: - imagina que es tu propio cuerpo, toca, acaricia y aprieta donde más placer te dé. Por supuesto yo ya me masturaba desde tiempo atrás y sabía dónde se siente más rico. Así que me dediqué a darle el mayor placer que pude a mi adorada hermana sin dejar de lenguetar, mamar y morder su deliciosa cueva. A esas alturas, mi propia vagina resumaba líquidos como una catarata, incluso me comenzó a doler de tan exitaa que estaba y comencé a gemir de ansiedad, hasta que sentí la clemencia salvadora de una lengua que replicaba en mis propios huecos lo que yo hacía. Y por supuesto era Justin que muy hábilmente se regodeaba dandome lengua a placer. Yo estaba al grado que gritaba y gemía de placer. Valeria tuvo la delicadeza no no olvidarse de mis tetas que me palpitaan intensamente y cambió de posición para chuparme los senos de una manera tan grata que me corría una y otra vez. En aras de ir gradualmente, Valeria fué besando y chupando caha abajo de mi cuerpo, de los pechos a mi vagina, mientras Justin hacía lo mismo pero desde mi culito hasta mi boca. Wow, qué delicia, todo mi cuerpo se estremecía y yo lloraba de placer. Finalmente Valeria jugaba con mis dos ahujeros metiéndome la lengua, los dedos, rosando sus pezones en mi vulva, mientras Justin se incorporaba para poner ante mis ojos un falo tan palpitante y jugoso que no necesité preguntar qué hacer con él: lo jalé a mi boca con ganas de extraerle hasta la última gota de semen que sus cojones pudieran producir. Mientras Valeria rozaba mi himen metiendo cada vez más dedos para ensanchar la entrada y facilitar mi desfloración, yo chupaba con fruicción esa verga tan deliciosa que ya acusaba con explotar de un momento a otro. Chupé y mosdisqueé sus testículos, lamí todo el cuerpo de esa rica reata una y otra vez, cada vez más y más rápido, y chupaba su cabeza cada vez con más intensidad hasta que sentí que me ahogaba y se llenaba mi boca de esa sustancia hirviente y deliciosa. El gran gemido de placer de Justin me encantó porque era señal que yo estaba haciendo un gran trabajo. Con todo me dijo: .Estás haciendolo muy bien mi niña hermosa, pero recuerda que el trato era tu califiación a cambio de tu himen, y aquí no para la cosa. Para ese momento no me importaba ya nada, solo lamentaba que Justin tuviera que dejar pasar unos minutos para reponerse de la venidota que le había provocado. Y a Valeria, que no había dejado de complacer y exitar mi vagina y culito, le gritaba que me metiera los dedos más hondo, pero me dijo que por esa vez tenía que esperar a Justin, ya que ese era el precio acordado. Afortunadamente Justin tenía una lengua más larga y fuerte que Valeria y tomó su lugar para acelerar más aún mi propa exitación chupando mi clítoris y penetrándome más hondo y fuerte.
Al cabo de un par de minutos, Justin me tumbó de espaldas sobre la alfombra y me hizo abrir de piernas completamente, asi como lo hago en un split en las clases de vallet, pero ahora patas arriba, dejando ver mi hinchada y enrojecida vagina en todo su esplendor. Yo ya no podía más, gritaba que me cogiera, que me hiciera suya ya que ya no aguantaba esperar. Y de un tirón me penetró tan larga y tan gruesa como era su reata, y ni cuenta me dí si me habia dolido dejar de ser virgen. Mientras Valeria me besaba en la boca y pechiscaba muy fuermenete mis pezones, Justin arremetía con verdadera furia animal haciendo que me chorreara como nunca antes una y otra vez. Al cabo de un buen rato de deliciosos bombeos me gritó entre espasmos que se vendría dentro de mí...que estaba... a... punto.... ahhhhh... me puse muy tensa porque estaba en periodo fértil y no quería problemas pero Valeria se comenzó a reir porque sabía lo que venía. Entonces Justin levantó más mis piernas y si previo aviso me encajó tamaño pistolón por el culo justo en el momento que su miembro se vaciaba por completo. Solo alcancé a sentir la sorpresa y el calor de sus jugos dentro de mí como un enema. Justin no se salió de inmediato, dejandome sentir el culo rebisante de verga por un rato mientras se iba desinflando poco a poco su animal. Mientras laura lamía mi ahora dolorida chocha, a horcajadas sobre mí poniendo todo su sexo en mi cara. Y me dijo: bien, ya tuviste lo tuyo, ahora paga mi comisión. Y ya con la experiencia adquirida no me costó trabajo usar mis labios, lengua y dientes para provicarle los orgasmos suficientes para dejarla satisfecha. Bien, pues desde entonces tengo en Valeria una hermana, una amiga y una amante. Como dormimos en la misma habitación no carecemos de carencias sexuales, ya que de un salto nos pasamos de una cama a otra para desfogar todas nuestras ansias. Incluso usamos jugetes sexuales para darle más emoción al asunto, y desde luego, de vez en cuando compartimos a Justin e incluso a algunos otros amigos de mi popular hermana. 

*******FIN************* que les parecio se que se mojaron como yo hafjhgfhadfhi :)

Views 171,852

921 days ago

Hola, tengo 17 años y tuve sexo con mi hermana y mi profe de inglés al mismo tiempo. Resulta que mi hermana de 22 años y yo vamos a la misma escuela de ingles, después del colegio. Yo en prepa y ella en la uni, pero a la misma academia de lenguas. Resulta que mi hermana es un poco acelerada, digamos liberal, en el aspecto sexual y no le molesta tener un poco de sexo a cambio de manipular las situaciones. Pues pasó que yo no iba muy bien en el inglés y estaba por reprobar el grado. Pero mis padres son muy exigentes y meten mucha presión para pasar siempre con buenas calificaciones y upss, ese semestre estaba frita. Sabía que tenía mucho que perder porque el verano tenía prometido un campamento sensacional si brincaba mis cursos. Pero el de inglés estaba por echarme todo a perder. Así ue mi hermana me dijo que no fuera tonta y que le ofreciera mi cuerpecito al profe, que de por sí era bastante depravado. Y valla que lo sabría ella, ya que había aprobado sus cursos con el sudor de su vagina. Me resistí mucho con la esperanza de pasar el último examen y nivelar el promedio. Pero se llegó el día y, aunque aprobé, no fué con la calificación sificiente para conseguir un promedio aprobatorio. En fin, estaba reprobada. Llegó a ser tanto mi miedo a mis padres como el deseo del campamento que terminé escuchando a mi hermana y le dije que aceptaría perder mi virginidad con mi profesor. Afortunadamente es un tipo, muy guapo pero joven y limpio, así que no me dapa tanta repugnancia y, al fin y al cabo algún día tenía que perder la castidad. El problema era que, contrario a mi hermana mayor, yo era bastante tímida y no sabía siquiera cómo insinuar al profe que le ofrecía un trueque: mi pase a cambio de un rato de placer con un chochito sin estrenar. Pero por supuesto mi hermana se rió a carcajadas y me dijo que lo dejara en sus manos. No pasó ni media semana, y justo dos días antes de entregar los reportes de calificaciones, mi hermana me dijo que estaba todo arreglado para el día siguiente.
Así entonces avisamosa mis papás que iríamos al cine mi hermana y yo. Pero en realidad nos fuimos al departamento del profe. Yo estaba muy tensa y muy miedosa, me pasé la noche casi en vela llorando de miedo por lo que iba a pasar. En fin que tocamos a su puerta y nos recibió el profe como nunca de tan amable y simpático. Gracias a eso me relajéun poco y pasamos a la sala a platicar y nos ofreció unas bebidas deliciosamente dulces y suaves (e igualmente engañosas porque me comenzó a dar risa de todo) y no me pecaté de lo cerca que estabamos los tres, prácticamente sentados uno junto al otro. El profesor comenzó entonces a cariciarme las piernas y acariciar mi cara con su nariz, yo sentía su aliento en mi cuello, pero me volví a sentir tan nerviosa que me paré del sillón de un brinco. Mi hermana y el profe se rieron un poco, pero me dejaron y comenzaron a besarse entre ellos. Era evidente que ellos ya se conocían bien. Tan rico se cachondeaban, acariciando él -digamos los nombres: Justin, Valeria y yo _____(tn)- los senos de Valeria mientras ella con sorprendente -para mí- habilidad, sacaba la pinga de Justin del pantalón y la comenzaba a masturbar, que sin querer queriendo mi vagina se hizo un mar de jugos. Bastó un minuto para que la escena me atrapara en su pasión y sin pderlo evitar comencé a frotar mi vagina por debado de mi minifalda, percatándome que mi panty estaba toda empapada; mientas mis pezones se ponían como piedras.Justin y Valeria continuaban cada ve más prendidos, quitándose la ropa uno al otro. Y yo fascinada y sin darme cuenta ya me había desvestido también y estaba solo con el sujetador a la altura del estómago y las pantis a la altura de las rodillas. En eso Valeria me dice: ven corazón, para que no te asustes tanto comencemos en familia, y me hizo agacharme y meter mi cabeza entre la suya para lamer su vulva. Al principio sentí un sabor no grato, pero los gemidos de placer que soltaba me exitaron tanto que hasta me comenzó a gustar el sabor de mi propia hermana y disfrutar las delicias de sus jugos y las intrincadas superficies de su sexo. Me encantaba cómo Valeria daba grititos de placer cuando hacía rollito mi lengua y la ensartaba lo más que podía en su humedísima cavidad. Dado que yo era inexperta, Valeria tomó mis manos y las llevó a sus senos, más desarrollados que los míos, haciéndo que los acariciara y me dijo: - imagina que es tu propio cuerpo, toca, acaricia y aprieta donde más placer te dé. Por supuesto yo ya me masturaba desde tiempo atrás y sabía dónde se siente más rico. Así que me dediqué a darle el mayor placer que pude a mi adorada hermana sin dejar de lenguetar, mamar y morder su deliciosa cueva. A esas alturas, mi propia vagina resumaba líquidos como una catarata, incluso me comenzó a doler de tan exitaa que estaba y comencé a gemir de ansiedad, hasta que sentí la clemencia salvadora de una lengua que replicaba en mis propios huecos lo que yo hacía. Y por supuesto era Justin que muy hábilmente se regodeaba dandome lengua a placer. Yo estaba al grado que gritaba y gemía de placer. Valeria tuvo la delicadeza no no olvidarse de mis tetas que me palpitaan intensamente y cambió de posición para chuparme los senos de una manera tan grata que me corría una y otra vez. En aras de ir gradualmente, Valeria fué besando y chupando caha abajo de mi cuerpo, de los pechos a mi vagina, mientras Justin hacía lo mismo pero desde mi culito hasta mi boca. Wow, qué delicia, todo mi cuerpo se estremecía y yo lloraba de placer. Finalmente Valeria jugaba con mis dos ahujeros metiéndome la lengua, los dedos, rosando sus pezones en mi vulva, mientras Justin se incorporaba para poner ante mis ojos un falo tan palpitante y jugoso que no necesité preguntar qué hacer con él: lo jalé a mi boca con ganas de extraerle hasta la última gota de semen que sus cojones pudieran producir. Mientras Valeria rozaba mi himen metiendo cada vez más dedos para ensanchar la entrada y facilitar mi desfloración, yo chupaba con fruicción esa verga tan deliciosa que ya acusaba con explotar de un momento a otro. Chupé y mosdisqueé sus testículos, lamí todo el cuerpo de esa rica reata una y otra vez, cada vez más y más rápido, y chupaba su cabeza cada vez con más intensidad hasta que sentí que me ahogaba y se llenaba mi boca de esa sustancia hirviente y deliciosa. El gran gemido de placer de Justin me encantó porque era señal que yo estaba haciendo un gran trabajo. Con todo me dijo: .Estás haciendolo muy bien mi niña hermosa, pero recuerda que el trato era tu califiación a cambio de tu himen, y aquí no para la cosa. Para ese momento no me importaba ya nada, solo lamentaba que Justin tuviera que dejar pasar unos minutos para reponerse de la venidota que le había provocado. Y a Valeria, que no había dejado de complacer y exitar mi vagina y culito, le gritaba que me metiera los dedos más hondo, pero me dijo que por esa vez tenía que esperar a Justin, ya que ese era el precio acordado. Afortunadamente Justin tenía una lengua más larga y fuerte que Valeria y tomó su lugar para acelerar más aún mi propa exitación chupando mi clítoris y penetrándome más hondo y fuerte.
Al cabo de un par de minutos, Justin me tumbó de espaldas sobre la alfombra y me hizo abrir de piernas completamente, asi como lo hago en un split en las clases de vallet, pero ahora patas arriba, dejando ver mi hinchada y enrojecida vagina en todo su esplendor. Yo ya no podía más, gritaba que me cogiera, que me hiciera suya ya que ya no aguantaba esperar. Y de un tirón me penetró tan larga y tan gruesa como era su reata, y ni cuenta me dí si me habia dolido dejar de ser virgen. Mientras Valeria me besaba en la boca y pechiscaba muy fuermenete mis pezones, Justin arremetía con verdadera furia animal haciendo que me chorreara como nunca antes una y otra vez. Al cabo de un buen rato de deliciosos bombeos me gritó entre espasmos que se vendría dentro de mí...que estaba... a... punto.... ahhhhh... me puse muy tensa porque estaba en periodo fértil y no quería problemas pero Valeria se comenzó a reir porque sabía lo que venía. Entonces Justin levantó más mis piernas y si previo aviso me encajó tamaño pistolón por el culo justo en el momento que su miembro se vaciaba por completo. Solo alcancé a sentir la sorpresa y el calor de sus jugos dentro de mí como un enema. Justin no se salió de inmediato, dejandome sentir el culo rebisante de verga por un rato mientras se iba desinflando poco a poco su animal. Mientras laura lamía mi ahora dolorida chocha, a horcajadas sobre mí poniendo todo su sexo en mi cara. Y me dijo: bien, ya tuviste lo tuyo, ahora paga mi comisión. Y ya con la experiencia adquirida no me costó trabajo usar mis labios, lengua y dientes para provicarle los orgasmos suficientes para dejarla satisfecha. Bien, pues desde entonces tengo en Valeria una hermana, una amiga y una amante. Como dormimos en la misma habitación no carecemos de carencias sexuales, ya que de un salto nos pasamos de una cama a otra para desfogar todas nuestras ansias. Incluso usamos jugetes sexuales para darle más emoción al asunto, y desde luego, de vez en cuando compartimos a Justin e incluso a algunos otros amigos de mi popular hermana.

*******FIN************* que les parecio se que se mojaron como yo hafjhgfhadfhi :)

1 Comment

Realtime comments disabled

FuckItsMagic 921 days ago

wth!!! quiero otra de esas!! porfavor mori totalmente 1313 hahaha ♥ el publico pide mas!!! la ame mori casi me da algo xd lol jk la ame