Un dia común y silvestre en Arenitas, extrañaba esas épocas