No todos los hombres tenemos la letra muy fea.