Tío Ho estaba orgulloso de Halico (dice su página web) y no es para menos. Este vodka es mejor que cualquier polaco.