Mi aportación a la cena navideña, una Explosión de Sabor