Un "pavito" que ayudé a comer en estos días