Ahora, la foto del día: David de Gea y su dona robada.