Alucinando con los platos y con el sitio, el restaurante "La Capilla de la Bolsa".