¡Qué bonitos, qué bonitos se ven los tres angelitos, uno mayor quel otro pero a fin de cuenta de la misma hechura!