Por eso celebré junto a la raza brasileña mi estadía en su bello país. Viva Sao Pauloh!