En la inauguración de la muestra de esculturas de mi primo, en San Telmo