Las obras del soterramiento desde lo más alto de la cubierta de la nueva estación, que será un mirador público