La chica de la portada de El Mundo en un actitud bastante diferente a la mostrada en el periódico de Pedro J. Rámirez.