Este ford de 1924, definitivamente nos traslada a esta epoca de los gansters.