Mi vecino (de rojo) dispuesto a llegar a su casa, no contaba con la astucia d los Testigos de Jehová