Viñeta: Esperanza Aguirre y sus muñecos: el presidente de la CEIM diciendo lo contrario que el de la CEOE