Capitulo 1 SORPRESAS
Me levanté sobresaltada de la cama. Había vuelto a tener ese estúpido sueño que me había estado acompañando las últimas semanas. Justin se despertó a mi vez, o tal vez ya estaba despierto, no lo recuerdo.
- Maggie, ¿Estás bien? - Justin me acarició la cara para comprobarlo el mismo.
- Si - logré decir
Justin relajó la postura tensa que había tomado y se tiró sobre la cama. Yo aun seguía exhausta. Justin subió el brazo por encima de su cabeza, y respiró hondo, muy hondo.
- Maggie.... ¿no hechas de menos a tu madre?
Yo seguía consternada pero pude comprender sus palabras. Me giré bruscamente en cuanto comprendí lo que quería decir.
- que... ¿Que estás intentando... Justin..ah.. ¿Quieres que me vaya?
- No, no, claro que no - bajó mis manos y me miró fijamente. Estaba tan alterada que no me había dado cuenta de que había empezado a dramatizar más de la cuenta. Justin apartó con suavidad el mechón de pelo que colgaba por mi cara y se quedó mirándome fijamente, los ojos le brillaban.
- Es que... me siento un poco egoísta Maggie. Tu viniste a verme desde muy lejos, y yo, no sé, de repente te vi tan frágil y tan bonita, que quise cuidarte. Tan solo te conocía de unos segundos, y ya te quería para mí. Fue una suerte y también una locura que aceptaras quedarte conmigo.
No me sorprendió escuchar a Justin decir cosas profundas, lo hacia a menudo.
- Yo no voy a retenerte aquí si lo que quieres es estar con ellos, pero tampoco pienso dejar que te vayas por las buenas.
Me reí ante la imposibilidad de sus palabras.
- ¿Eso que significa? - le dije mientras dejaba entrever una sonrisa pícara.
- Eso... - canturreo las palabras como pudo mientras se acercaba a mi boca. Yo apenas pude prestarle atención, estaba ocupada intentado mantener la compostura mientras que su aliento me rozaba las mejillas - significa.... que... puedes coger un avión, dos, tres... los que quieras, y después..... cuando me eches de menos.... volver a mis brazos. - me estrujó entre sus brazos a la vez que me hablaba.
- Mmmmm - solo pude contestar eso. No supe bien si era una respuesta al comentario o a los besos en el cuello de Justin. La piel se me puso de gallina, Justin no cesaba, se estaba volviendo loco, y a mi cada vez me importaba menos que el quisiese conservar su virginidad.... No me lo ponía nada fácil.
Empujé a Justin contra la almohada y me puse encima de él, de manera que sus ojos solo captasen los míos.
- Si vas a socavar mi autocontrol, hazlo bien.
Justin sonrió torpemente.
- ¿Bien? Define bien - él sabía perfectamente a lo que me refería. Acarició todo mi cuerpo con sus manos, dejándolas caer sobre mi pompis. Después me besó despacio, saboreando cada encuentro de su saliva y la mía, sopesándolos.
Las manos de Juzz se movían avariciosas por mi piel y yo no podía contenerme más, iba a sufrir una combustión interna espontanea.
Me armé de valor y me puse algo furiosa.
- Justin ¡Basta!
Justin me miró confuso.
- Justin.... no quiero que hagas esto si no vas a llegar al final.
- Sabes que..
- Sé perfectamente que opinas al respecto
Los dos nos quedamos callados. Observándonos, sin perdernos detalle.
- Es que... - me levanté de la cama - Justin, el sexo nunca ha sido una de mis prioridades, y tampoco lo es ahora, pero.... yo estoy decidida, y no me importa si tengo que esperar para que tu también lo estés... lo que me molesta, es tener que ser desdichada hasta entonces, me molesta, tener que rozar con las yemas de los dedos el cielo y no poderlo tocar, y eso
- Eh, eh para para - se levantó de la cama y me calmó las manos, había vuelto a dramatizar. - lo siento, siento mucho si te hago sentirte así. Pero es que, te quiero, y te quiero de todas las formas posibles y por eso quiero tenerte, pero también quiero seguir siendo yo. Y estoy en una encrucijada, por que mi decisión es esa y ese soy yo, pero también estas tu, y también te quiero a ti.
- Genial, ni si quiera tu sabes lo que quieres.
Justin sonrió ante mi comentario.
- Yo si se lo que quiero - enredó sus manos por mi cintura - lo que no sé, es como lo quiero.
- Pues creo, que deberías de poner una solución, por mi más que nada, por que no creo que pueda aguantar mucho tiempo más mientras tenga la sangre hirviendo...
- ¿Quieres una solución?
- Claro que la quiero Juzz
- Yo ya la tengo
- ¿Ah, si? - dije sorprendida, en realidad no lo estaba, fue más bien... algo irónico - ¿Cuál?

Continuará...
Comentad el capitulo de hoy: (para responder a las preguntas teneís que copiarlas y al lado responderlas):
¿Cúal creeis que será la solución?, ¿Cederá Justin o aceptará Maggie las condiciones?, ¿Creeis que es solo pasión, o que también hay amor?