Y claro, con #elresplandor me he acordado de uno de mis mejores disfraces de la vida.