Conrad Llorens en el discurso del premio nacional