Si hay dulces, todo está bien...