Con los brazos rasguñados, por lo dientes afiladitos del nuevo miembro de la familia "Akela"