La llegada de Aristide provoca que decenas salgan a las calles en respaldo a su retorno