El desahogo de Nicolás Almagro.