Y seguian llegando mas pedaleros, un tanto mas resagados que el resto.