Llegaron los periódicos de Alasitas