y ahora a por la segunda silla